1. ¿Qué es una rúbrica?

Las rúbricas de evaluación son matrices que recogen por una parte (normalmente en las filas) distintos aspectos o competencias para el desarrollo de una tarea o un área curricular, y por otra parte (normalmente en las columnas) una escala de valoración que gradua la intensidad en el desarrollo de estas competencias o la excelencia en los aspectos del producto que se evalúa. Las rúbricas facilitan especialmente la evaluación del desempeño del alumnado en aquellas áreas del currículo que son especialmente complejas o subjetivas.
De esta forma las rúbricas se convierten en un instrumento que facilita tanto al profesorado la tarea de evaluar el trabajo a realizar por el alumnado como a éste disponer de una serie de criterios sobre los que desarrollar su trabajo. Las rúbricas contribuyen a marcar las 'reglas del juego', qué se espera en el proceso y cómo conseguirlo.
Entre las principales ventajas que este tipo de recurso de evaluación presentan podemos destacar:
  1. Clarifica los objetivos curriculares y de qué manera puede alcanzarlos el alumnado
  2. Centra la consecución de los objetivos de aprendizaje en estándares de desempeño establecidos y en el trabajo del alumnado
  3. Enfoca al docente a la hora de determinar, de manera específica, los criterios de medida y cómo documentar el progreso del alumnado
  4. Permite describir cualitativamente los distintos niveles de competencia que el alumnado debe alcanzar
  5. Permite que el alumnado conozca los criterios con que serán evaluados
  6. Ofrece al docente información sobre la efectividad del proceso de enseñanza y aprendizaje
  7. Proporciona al alumnado retro-alimentación sobre sus fortalezas y debilidades
  8. Minimiza la subjetividad en la evaluación
  9. Promueve la responsabilidad
  10. Es fácil de explicar y utilizar

2. Las rúbricas en las webquest y otras investigaciones en la red.



3. Otros usos.